Telerrealidad, la faceta ridícula del ser humano

18:19:00

Jacobo Salgado 

Cuando pensabas que ya lo habías visto todo en esta vida, llega el universo de la telerrealidad y nos da un bofetón descubriéndonos una nueva faceta ridícula del ser humano.

El mundo de los reality shows es inabarcable. Nos podemos encontrar desde los más normales de aventuras y deportes, pasando por retransmitir la vida de las celebridades, hasta los más crueles, estúpidos y surrealistas que te puedas imaginar (no, muchos ni por un casual llegarías a imaginártelos). Eso sí, su éxito es tan abrumador que hace que la extinción de estos programas no corra peligro.

Sin más dilación, os dejamos con una selección variada de este género televisivo:

Naked and afraid XL” (cuya adaptación en castellano ha derivado en ‘Aventura en pelotas XL’). Este docu-reality muestra las andanzas de un hombre y una mujer completamente desnudos. Ambos no se conocen absolutamente de nada y tendrán que sobrevivir en un paraje de condiciones extremas, ya sea un desierto, selva, ciénaga… sin agua ni comida durante cuarenta días. No hay premio en metálico, solamente la satisfacción de subsistir gracias a sus condiciones físicas y psíquicas.

En la línea de “Aventura en pelotas”, se nos presenta “Adán y Eva”. Nos volvemos a encontrar con otra pareja desnuda, pero esta vez en condiciones totalmente distintas. Tendrán que convivir durante unos días en un enclave paradisíaco con todo tipo de comodidades. El único objetivo de este programa de citas es que la pareja acabe enamorándose. Pero no será tan fácil, ya que terceras personas aparecerán como “tentación” para los adanes y las evas.

Rozando lo salvaje, nunca mejor dicho en este caso, aparece “Born in the wild” (en español, “Nacido de manera salvaje”). Se trata de mujeres embarazadas que tienen que dar a luz en el bosque, de manera natural, sin asistencia médica y sin ningún tipo de anestesia. Este programa levantó una gran polémica debido a los problemas que le podía ocasionar a la mujer al no recibir ningún tipo de ayuda sanitaria, ni a la hora del parto, ni una vez nacido el bebé.

Siguiendo con los reality shows de citas, en “There´s something about Miriam” (en español, “El secreto de Miriam”) seis hombres tendrán que luchar por conseguir el amor de Miriam, una modelo mexicana de veintiún años. Para ello, tendrán que superar una serie de pruebas y retos que demuestren su amor hacia la joven. El ganador recibirá un premio en metálico y un viaje en yate, así como el corazón de Miriam, la cual revelará al final del programa que es transexual.

La gran duda de Tila Tequila” tiene bastantes similitudes con “El secreto de Miriam”, aunque presenta otra dinámica. Aquí, dieciséis hombres heterosexuales y dieciséis mujeres lesbianas tendrán que conquistar a Tila, una joven bisexual. El secreto de la protagonista no se conocerá hasta el final del primer episodio. Este programa fue duramente criticado por la comunidad cristiana y conservadora.

Llegamos al culmen de los reality shows extravagantes e inimaginables. Con todos ustedes, “My granny the scort” (cuya adaptación a nuestra lengua significaría “Mi abuela, la prostituta”). Este docu-reality narra la vida de tres octogenarias que ejercen la prostitución compaginándolo con sus vidas de madres o abuelas. Las mujeres explican que no lo hacen por el dinero, solamente por el placer. A pesar de ello, ganan alrededor de 300 € la hora.

Dentro de la categoría de programas crueles tendríamos “Fear factor” (traducido al español como “Factor miedo”). Este programa consiste en una serie de pruebas, la mayoría del tiempo dolorosas, para conseguir una gran cantidad de dinero. Algunas de estas pruebas son bucear con anguilas eléctricas, ser arrastrado por un caballo durante varios kilómetros, aguantar el mayor tiempo posible en un sarcófago lleno de ratones, serpientes, cucarachas etc.

Cambiando de categoría, tenemos “Quiero ser monja”, un docu-reality que se estrenará próximamente en Cuatro (Mediaset). Cinco jóvenes convivirán con distintas comunidades religiosas hasta decidir si quieren o no ser monjas.


Como habéis podido comprobar, el mundo de los reality shows nos ofrece un gran abanico de géneros según los gustos de cada uno. Es cierto que un gran porcentaje de ellos nos producen un rechazo inicial debido a lo polémico de su temática, pero no hay que olvidar que los más controvertidos han llegado a ganar premios importantes, incluso a ser reconocidos como programas revelación. 


También te gustará

0 comentarios

LA HEMEROTECA