Las dos caras de YouTube

19:16:00

Patricia Ortega
El éxito de las redes sociales a nivel mundial es, como poco, abrumador. ¿Por qué Youtube -en concreto- mueve tanto a las masas? Tengo una gran teoría al respecto; nos enseña otras formas de vida, nos hace más cultos, sabios y libres.

Día tras día miles de vídeos se suben a Youtube, que nació el 14 de febrero de 2005. Muchos de nosotros tardamos en descubrirlo, pero ahora no podemos vivir sin él.

Son muchos los jóvenes que han conocido el éxito gracias a esta plataforma. Youtube nos da la posibilidad de mostrar al mundo nuestra opinión respecto a las cosas, nuestra forma de vida; de una manera sencilla y gratuita. Esto hace posible que encontremos vídeos de todo tipo, y todo tipo de perspectivas. Aquí vemos las dos caras de la moneda, aquí vemos las dos caras de Youtube.

Existe una gran diversidad de contenidos de vídeos. Son muy comunes los tutoriales tanto de maquillaje como de videojuegos, electrónica, informática, ejercicio, etc. Este tipo de vídeos nos sirven de ayuda en nuestro día a día, ya que consiguen que mejoremos o aprendamos nuevas cosas.

Podemos ver también, cómo otras personas utilizan esta plataforma para mandar mensajes de amor a sus queridos. El caso de Nick Magnotti conmovió a millones de personas. Este chico –enfermo de cáncer- decidió grabar un vídeo dedicado a su hija. En él se despedía de ella dando las gracias por haber podido vivir el tiempo que le quedaba de vida a su lado.



Encontramos canales de entretenimiento como los de Auronplay o Wismichu. En sus grabaciones critican -con cierto humor negro- vídeos o asuntos de actualidad. Sin embargo, para algunos, este tipo de contenido incita al bullying hacia los autores de los vídeos o personas criticadas.

Aquí es donde entra, lo que yo llamo, la otra cara de Youtube. Por un lado tenemos los vídeos entretenidos que nos pueden llegar a emocionar o hacer incluso gracia; pero por otro encontramos una gran serie de vídeos denunciando a la sociedad. Este otro tipo de contenido nos acerca a la realidad de una forma más cercana y nos hace replantearnos ciertas cosas.

El caso más relevante es el de Amanda Todd. Esta chica, de tan solo 15 años, utilizó esta plataforma para mandar un mensaje de despedida y dar a conocer su historia. Agobiada y deprimida por el ciberacoso (tanto sexual como verbal) puso fin a su vida.


Pero esto no acaba ahí, existen muchas personas que suben vídeos denunciando el acoso que les hacen por ser homosexuales, o simplemente denunciando que no están de acuerdo con ciertas personas homófobas (como el famoso “payaso homófobo”). Es el caso de Maria’s Project, Ivan Castillo, Spanish Queen…


Aquí es donde yo me pregunto, ¿deberían existir más límites de los ya existentes? Sí y no. Poner límites a los contenidos condiciona eliminar la deseada libertad de expresión. ¿Quién es quién para decir a los demás cómo deben pensar? Puedes no estar de acuerdo con alguien, pero no por eso debes quitarle el privilegio de expresarse. Sin embargo, una cosa es dar tu opinión y otra cometer vejaciones contra las personas que no son como tú. Sí a la libertad de expresión, no a la humillación.

También te gustará

0 comentarios

LA HEMEROTECA