¿Fan o postureo? La gran incógnita

12:24:00


Celia Gallego
Twitter se ha llenado de personas con un rayo rojo en la cara, han aparecido nuevos magos alzando sus varitas y los maestros Jedi no dan abasto con tanto padawan ¿de dónde han salido? ¡Ni que hubiesen muerto David Bowie y Alan Rickman!

Pues sí, desafortunadamente hace poco nos dejaban estos dos artistas. Todo el mundo ha llorado la pérdida de dos leyendas; del profesor de pociones que todos hemos odiado de pequeños y de un icono de la música con un rayo dividiéndole la cara en diagonal, pero a ambos funerales se ha sumado gente que jamás hubiésemos imaginado.

Tuve el honor de tener una pequeña entrevista con el señor Olivanders en su tienda de varitas y me afirmó que no había recibido más visitas de lo normal, ningún boom de nuevos magos, ¿caben tantos alumnos en Hogwarts como magos han alzado sus varitas en acción de pésame por Snape? Y no hablemos del colapso en Instagram por las fotografías con un rayo rojo en el rostro, apostaría un galeón de oro a que no conocen ni tres canciones de David Bowie.

Los inicios del postureo de grupos podríamos anclarlos al día que diferentes tiendas de ropa decidieron vender las camisetas de los Ramones, a día de hoy hay quien cree que es un simple logo o peor, una marca. Una vez me topé con una chica que me dijo que estaba deseando que Nirvana diese un nuevo concierto en España, ¡me cago en la leche Merche!

Hoy en día a nadie se le olvida el cumpleaños de Freddie Mercury, menos mal que está twitter para recordárnoslo, serás el perfecto fan si escribes un tweet con “God save the Queen” y la fotografía de Mercury alzando el brazo con su cazadora amarilla. Un diez asegurado. Que por cierto, me ha llegado a oídos que dice desde la tumba que dejéis de cantar Show must go on y os aprendáis alguna otra, que le pitan los oídos ya.

Y no nos olvidemos de poner Wake me up when September ends cada vez que comienza el mes de septiembre, ni Remember remember the fifth of November todos los años, jamás serás un buen fan si no lo pones. ¿Es que no os habéis leído el libro “Cómo ser un buen fan”?

Me pregunto dónde se esconderán estos fans durante todo el resto del año. Desde la muerte de Bowie no les he oído hablar sobre su nuevo disco, Blackstar que salió el día de su cumpleaños, pocos días antes de morir, supongo que estarían buscando la frase perfecta para poner el día que se estrenó la nueva de Star Wars, ¡eso sí que fue apocalíptico! Perdí la cuenta de las veces que leí “yo soy tu padre” semanas antes del estreno. Había quien parecía que había sido colega de Anakin desde jóvenes, espero no haceros spoiler si os digo que Anakin es Darth  Vader.

En ocasiones no logro discernir entre quien es fan de verdad y quien lo hace por postureo, qué bien suena la palabra postureo ¿verdad? Seguro que hasta encontramos un tutorial en Youtube de cómo ser el mejor fan sin haber visto ninguna de las películas.

En primer lugar deberás buscar las frases más emblemáticas de la saga, si te limitas a poner “yo soy tu padre” puede que te descubran, un “Estos no son los droides que estáis buscando” con una fotografía de R2D2 con C3P0 (no pongas a BB-8 que es de la última película), siempre quedará de lujo, aunque podéis buscar más frases en Wikiquotes.

En segundo lugar tendrás que cambiarte tu nombre de twitter por algo como “Soldado Rebelde” o si eres más de los malos puedes intentar crear un clon con tus iniciales, algo original. ¡Y no te olvides de utilizar el filtro que puso Facebook para añadir la espada de Kylo Ren!

Y por último sólo queda que la des muy parda por tu cuenta de twitter, un par de fotos al día hasta el día del estreno, contarle a todo twitter lo ilusionado que estás y quedarás genial, pero ten cuidado puedes toparte con un verdadero friki de la saga y deberás salir con vida.

Son unos pasos muy sencillos que estoy segura que más de uno ha seguido. ¿Sabíais que Alan Rickman participó en más películas a parte de Harry Potter? ¡Qué sorpresa chicos! Como por ejemplo Sweeney Todd, El Mayordomo o Alicia en el país de las maravillas, y de hecho no sólo actor, sino también director. No siempre tuvo una varita entre las manos ni el cabello negro cual carbón.

A día de hoy nos resulta un completo misterio saber qué hacen estos fans durante el resto del año, como comentaba antes, aunque siempre quedarán los aniversarios de nacimiento y muerte de artistas. ¡Ya veréis la que se montará cuando saquen la nueva de Harry Potter!

Menos mal que si no te envían la carta de Hogwarts no eres un verdadero mago, porque si no veía mi calle llena de lechuzas y suegras flotando hasta la Luna. En cualquier caso, a los magos como yo siempre nos quedará la esperanza de poder recurrir a un hechizo, ¿un petrificus totalus tal vez? para poder parar los pies a cualquier postureta que se nos cruce por la calle. 

También te gustará

0 comentarios

LA HEMEROTECA