El Imperio Contraataca

12:53:00


Mario Martín
1582, el Sol no se ponía en nuestro Imperio, me gusta mucho esa frase... y qué razón tenían los Nikis. Un grupo de sabios pensadores y mejores personas. Y está claro que muchos españolitos siguen sus enseñanzas, como nuestros máximos representantes, que han comenzado la reconquista.

Sin ir más lejos, un ejemplo de español que trata de levantar a este gran país, un tío que vive su vida en modo remember, el tipo del 600, cuernos a la mujer y pelo en pecho. Un español con dos cojones: Imanol Arias. Qué gran personaje, el hombre que dio cuerpo y voz a Antonio Alcántara en «Cuéntame como pasó». Hasta su nombre rima con español, lo tiene todo para ser un perfecto icono nacional. Y es que lo da todo por su país, menos su dinero, porque ojo, eso es otra cosa. Que aquí yo os hago las campañitas esas de la declaración de la renta pero no seré yo el que pague. Nos decía el gran Antonio en una campaña que marcásemos la X en la casilla solidaria, que debería de ser una cuestión de respeto y no de derecho. Convertir la declaración en un «acto de amor». Pero oye, que quienes somos nosotros para decirle a Imanol que debe hacer o no con su dinero, que es suyo oiga, que los actos de amor los debemos de hacer nosotros, que él ya está muy ocupado levantando al Imperio Español en Panamá, que la reconquista de la península del Yucatán no se hace sola.

¿Y qué me dicen de Bertín? Ese si que es un hombre. Un gentleman de esos, de los que ya no quedan. De los que mientras te entrevistan en su salón su mujer te está haciendo la cena con una sonrisa en la cara, porque para eso está, para servir, digo yo. Bertín te pregunta por tus negocios o tu vida personal y tú, hetero o no, solo puedes pensar en sus ojitos preciosos. El bueno de Bertín es uno de los elegidos para vender la marca España en el extranjero. Su aceite, su labia y su canción le convierten en el candidato perfecto para ello. Sobre todo en Panamá, porque cómo nos gusta Panamá últimamente, que yo no sé que tendrá, si playa tenemos aquí, pero bueno oye que nunca está de más viajar un poco y ver mundo, siempre que sea para recuperar lo que fue nuestro claro, porque Panamá fue nuestro, que lo sepan, una de las primeras colonias además.

Gracias a Dios, estos dos héroes solo son dos ejemplos de los bravíos machos que han cruzado el Atlántico para recuperar lo que una vez fue suelo español. La idea es empezar con empresas y dinero y acabar con los tanques, pero esto último, si nos lo podemos evitar, tampoco pasa nada. Doy las gracias en nombre de España a este grupo de hombres del Señor. Nuestros nietos se merecen que la historia se repita varias veces.

También te gustará

0 comentarios

LA HEMEROTECA