Egipto se sube a unas puntas de ballet

13:43:00


Paula Blanco

Miles de personas cruzan las bulliciosas calles de El Cairo hacia sus trabajos y sus hogares cada día, los coches pasan a escasos metros de ellos y los taxis amarillos buscan algún que otro viandante al que llevar a su destino. La plaza Tahrir observa a muchos de los que quisieron hacer valer la Primavera Árabe en el país de los faraones y la Ciudad de los Muertos no deja indiferente a nadie. Los cairotas viven rodeados de historia y su antigüedad permite regatear con los vendedores del Bazar Khan al-Khalili, ver las pirámides de Guiza desde una cafetería cualquiera, visitar el barrio copto, el barrio islámico… y admirar a bailarinas de ballet por varios pasajes de la ciudad.

Numerosas jóvenes han salido a la calle vestidas con puntas de ballet para ser fotografiadas bailando por todo El Cairo por el fundador de Ballerinas of Cairo, Mohamed Tahrer, y por Ahmed Fathy. El proyecto toma como inspiración el trabajo de Dane Shitagi, Ballerinas in New York, para mostrar la ciudad desde diferentes perspectivas. Además, quiere hacer visible la diversidad de la capital egipcia añadiendo una bailarina a la ciudad “para marcar el contraste entre la aspereza de El Cairo y la suavidad de las bailarinas”, afirma Mohamed Tahrer.

Fotografía de Mohamed Tahrer colgada en el Instagram del proyecto, @ballerinasofcairo, de la bailarina @nirvanaelnahdal
Ballerinas of Cairo tiene varios objetivos, uno de ellos es enseñar nuevos lugares dentro de la ciudad y así dar una mirada distinta, un Cairo diferente del que se suele ver. Una idea más que añadieron las participantes al trabajo fotográfico es el deseo de mostrar el empoderamiento de las mujeres en un país donde la violencia sexual está a la orden del día. “Fueron muy atrevidas de fotografiar lo que quisiera y donde les preguntase, se sentían libres cuando tomaban las calles como si fuesen su escenario”, manifestó el fundador del proyecto.

Desde el primer momento la gente dio su apoyo por las redes sociales, tanto en su Instagram como en Facebook. “Estoy personalmente asombrado de cómo se contentaban al ver a las bailarinas en sus tutús bailando por las calles”, admite Tahrer. En ocasiones, el fotógrafo también preguntaba a los espectadores para que saliesen con las protagonistas como parte de la historia que cuenta cada instantánea. Cada publicación es acompañada por una frase de la bailarina que protagoniza la fotografía y está relacionada con el tema principal: la danza.

Fotografía de Mohamed Tahrer colgada en el Instagram del proyecto, @ballerinasofcairo, de la bailarina @roshanhesham
Como un aderezo más, los fotógrafos recopilaron anécdotas de todo tipo mientras buscaban la mejor toma de las jóvenes por la capital egipcia. Un día, cuenta Tahrer, aparecieron dos mujeres con el cabello cubierto por el velo cuando estaba fotografiando a la bailarina Yasmine Shahir y le preguntaron a la protagonista: “¿No comes? ¡Estás muy delgada!”. La siguiente imagen fue el resultado de querer plasmar este momento.

Yasmine Shahir, una de las bailarinas que participan en el proyecto
Muchas seguidoras han mandado sus fotografías bailando ballet en otras ciudades de Egipto como en Alejandría y los mismos fotógrafos no descartan la idea de extender el proyecto por todo el país. Una vez más, la joya del Nilo resurge de sus cenizas gracias a la alegría, a la cultura y al arte que lleva impregnada su gente.

Contenido multimedia

También te gustará

0 comentarios

LA HEMEROTECA